Palabras que bendicen

Voy a empezar el artículo de hoy con este frase del Obispo Macedo, ¿sabes el poder que tiene tu palabra de madre?

“La palabra de bendición es muy profunda y poderosa. ¡Bendice a tus hijos!”
Obispo Edir Macedo

Las palabras de bendición pueden pasar de generación a generación, como también las de maldición. Por esto debemos ponderar, pensar, antes de hablar, para que nuestros hijos sean bendecidos, así como nuestra descendencia.

Fue a través de la Palabra como Dios creó todo. Vemos en el pasaje del centurión que él era romano, posiblemente idolatra, pero era consciente del poder de su palabra, y fue exactamente por esto, que llamó la atención del Señor Jesús, cuando dijo: “ Señor, manda solamente un palabra, y mi siervo sanará.”

“Al oírlo Jesús, se maravilló y dijo a los que le seguían: En verdad os digo que en Israel no he hallado en nadie una fe tan grande.”
(Mateo 8:10)

Cuando somos conscientes de que todo lo que hablamos y determinamos sucederá, transformamos está autoridad en un poder de proyección de un futuro para nuestro hijos.

Me acuerdo cuando mi hijo tenía crisis nerviosas, siempre le miraba a los ojos y le decía: “Mírame, estás curado, ¡ya no tienes nada!” Y en el momento él se relajaba, y en cuestión de minutos se calmaba.

¡Qué podamos bendecir a nuestros hijos de todas las formas, haciendo uso de este arma que Dios nos dio!

Fuente: http://vivianefreitas.com/es/palabras-que-bendicen/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *