Fuga como defensa

4f5d19ff-4700-4233-93f2-986fd1421150

Las familias se han preocupado en invertir en la educación y formación técnica de sus hijos, y con eso algunas madres no se dan cuenta de que ni todas las necesidades de los hijos son de orden material. Las madres quedan contando el tiempo para colocar a su hijo en la guardería y volver al trabajo.

La justificativa usada es que precisa trabajar para dar a su hijo una vida mejor de la que él tiene. Así delegan para la niñera, la tía, abuelos, la escuela  o cualquier otra institución la tarea de criar a sus hijos.

Con ese comportamiento, los niños crecen con la mínima participación e influencia de las madres y se tornan cada vez más una “cajita de sorpresa” revelando los más inesperados comportamientos.

La falta de convivencia y dialogo van levantando una barrera en el relacionamiento entre madre e hijo.  Cuando se dan cuenta que no saben que hacer con sus hijos las madres lanzan mano de un mecanismo de defensa: LA FUGA.

 

FUGA COMO DEFENSA: PORQUE? 

Incapacidad de dialogar con los hijos- El diálogo significa mostrar, dejando al descubierto su alma al implacable juicio y la crítica de los niños, especialmente los adolescentes. Delante de eso muchas son las madres que prefieren huir del dialogo para no exponer su falta de humildad de argumentación, creyendo que con eso va a salvar su autoridad. Sin embargo, con esa actitud, la última cosa que salva es la autoridad!

Debilidad intelectual: los jóvenes de hoy son más abiertos y bien informados, por eso los padres huyen del dialogo, se cierran en su mundo para no tener que demostrar sus límites de conocimientos.

 

HUIR COMO OMICION: PORQUE RAZON?

Desanimo; muchas madres delante de los caprichos o agresividad de sus hijos, principalmente de los adolescentes, se ven tentada a abandonar la lucha y dejar que su hijo se encamine por sí mismo. Los enfrentamientos con los padres y otras figuras con autoridad, hacen parte de la construcción de identidad  del adolescente. Por esa razón es importante la perseverancia de las madres en imponer límites y solo deben ceder cuando los adolescentes demuestren que son capaces de responsabilizarse por sus actos, tener conciencia de sus derechos y principalmente de sus deberes.

No sirve huir y omitirse, pues su hijo es responsabilidad principalmente de la madre y los problemas no se resuelven solos.

 

QUE HACER? Y COMO HACERLO?

  • Dedique a su hijo el poco tiempo que tenga libre, pero con calidad, priorizando el enseñamiento y no los sermones. Una madre eficiente enseña por el ejemplo, en la convivencia del día a día, haciendo uso de los acontecimientos cotidianos, para orientar y preparar a su hijo para la vida.
  • Sea un puerto seguro para sus hijos este abierta y preparada para recibir a sus hijos con sus defectos y cualidades.

Ejemplo: cuando su hijo te cuente algo errado que hizo, no lo reprenda inmediatamente. Una madre juzgadora y rígida solo conseguirá obtener el miedo de sus hijos, jamás la confianza.

  • Este disponible aun en la correría. (Su hijo puede querer compartir un secreto y usted necesita estar preparada para guardarlo)

Ejemplo: amiga que usted llama para descargarse y ella está siempre en la correría o con un problema.

Ejemplo: me gusta un chico, pero no es para contar a nadie. A nadie!

  • Cuando precisa reprender a su hijo deje claro cuál es la razón de eso y el tiempo que va a durar su castigo. No precisa gritar, eso solo revela a su hijo que usted es una desequilibrada y mal educada, usted pierde la razón.  Actuando así usted se sentirá mejor como persona/mujer y como madre. Se sentirá en el comando de su casa y la sensación de control sobre su hijo te ayudara a sentirte fuerte y más preparada para vencer los desafíos que encontrar más adelante en las diversas situaciones del día a día.

Reflexión: no importa su edad, su nivel cultural o grado de escolaridad. Usted es la autoridad instituida por Dios sobre sus hijos! Ellos son responsabilidad suya!

Todo lo que te viniere a la mano para hacer, hazlo según tus fuerzas; porque en el Seol, adonde vas, no hay obra, ni trabajo, ni ciencia, ni sabiduría Eclesiastés 9:10

(La sepultura aquí puede ser en el sentido de fin Cuando su hijo ya no está bajo el mismo techo o bajo su control. Ej: Si es casado o se ha mudado)Practicando: ·        Durante este mes usted ira a continuar ungiendo a su hijo con aceite, ahora usted dirá a el que es una unción de protección. ·        También ira a estimular una conversación con su hijo, y para ayudar en esta tarea sugerimos algunas preguntas para el inicio del dialogo:

 

  • Como fue su día?

(Una pregunta generalizada para el inicio del dialogo; pero si el adolescente percibe que esa pregunta tiene la intención de controlarlo, ciertamente ira a mentir, distorsionar  y hasta mantener cierta distancia.)

  • Quien es su mejor amigo? Que es lo que más le gusta de el? (esa pregunta te ayudara a conocer los valores y creencias que están presentes en la vida de tu hijo.)
  • Alguien en la escuela sabe que frecuentamos a la iglesia? Que ellos opinan de eso?
  • Tiene alguien en la escuela que no te guste? O que a ellos no le gustas?

(Esa pregunta te ayudara a saber si tu hijo está siendo extorsionado, discriminado o sufriendo bulling  en el colegio.)

  • Hay alguna cosa que quieres que hagas por vos? Te puedo ayudar en algo?
  • Qué harías si estuvieras en el lugar de los padres, de la profesora o de tu amigo?

(Cuando tu hijo te cuente  una situación aprovecha para hacerle esa pregunta, así usted lo estará ayudando a colocarse en el lugar de los otros. Ese ejercicio, lo ayudara a respetar su relación con los otros)

  • Aproveche el momento! De un comentario de su hijo, usted puede desarrollar un dialogo.

2 thoughts on “Fuga como defensa

  • 03/12/2016 en 10:43 pm
    Permalink

    Muchos padres se han preocupado por las cosas materiales mas que dar el tiempo necesario para sus hijos, cuando se dan cuenta ellos no son lo que ellos esperaban, por eso lo mas importante es el dialogo y la confianza.

    Responder
  • 08/12/2016 en 5:36 am
    Permalink

    Uno siempre tiene que dar la cara a los problemas.No debemos huir de las luchas.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *