¿Cómo debo actuar después del Ayuno?

Cuán maravillosos fueron estos días del Ayuno de Daniel, ¿verdad?

Todos los sacrificios valieron la pena, y siempre valdrán cuando nuestro objetivo es el Espíritu Santo. Estoy segura de que no solamente yo, sino también vosotras que os entregasteis totalmente fuisteis bautizadas y renovadas por Él. Pero, ¿y ahora? ¿cómo serán nuestros días de aquí en adelante?

Te respondo que ellos serán el reflejo de todo lo que vivimos y recibimos, para quien recibió lo mejor, y pensaba que no podría, ahora comenzará lo que Dios desea en su vida.

Sabemos que los hijos cuando aún son pequeños no entienden el real significado de un ayuno o de tener o no el Espíritu Santo, pero ellos si entienden la diferencia entre lo bueno y lo malo, entre alegría y tristeza, o entre estar todo bien o no, y van guardando cosas de estas experiencias a lo largo de los años.

Pero si yo hago un ayuno audiovisual como este; mi hijo se da cuenta y enseguida empiezo a ser una persona tranquila, cariñosa, paciente y dándole atención, ciertamente crecerá deseando lo mismo, porque asoció que “después del ayuno, ¡todo cambió! Y esto es bueno”.

De esta forma a través de nuestros ejemplos vivos, podemos ir plantando esta “buena semilla” dentro de ellos. Con certeza todo se queda guardado y dará frutos en el momento correcto. Querida madre, el ejemplo es más fuerte que las palabras.

Haz de tu ejemplo después de este ayuno una marca en la vida de tu hijo, él se acordará que hubo un antes y un después en ti.

Sé una madre que tiene la palabra correcta en el momento cierto, que sabe callarse para no hacer daño, que corrige porque lo ama y no para castigarlo, que lo enseña a vivir por la fe, que lo calma solamente con la mirada blanda, que sonríe mientras se controla, que con su abrazo transmite protección y en su tono de voz seguridad, que lo discípula como siervo del Altísimo.

Permite que tu actuar refleje la imagen del Señor, exterioriza todo lo que has recibido en estos 21 días y observa en un futuro muy cercano, a tus hijos participando del ayuno, siendo bautizados con el Espíritu Santo y diciendo “ yo solamente seguí el ejemplo de mi madre”.

Fuente:http://vivianefreitas.com/es/de-madre-para-madre-como-debo-actuar-despues-del-ayuno/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *