10 pasos para lograr una alimentación saludable

niño comiendo verduras

•PASO 1 – Aumente la variedad del consumo de verduras y legumbres y ofrézcalas en cinco porciones diarias. Esos alimentos son fuentes de vitaminas y minerales, ayudan a la prevención de enfermedades y mejoran la resistencia del organismo.

•PASO 2 – Ofrezca alimentos con hierro por lo menos una vez por día, como mínimo cuatro veces por semana. Ayuda a la prevención de la anemia. Puede darle lentejas, garbanzos o soja. Para mejorar la absorción del hierro, es importante ingerir jugo de limón, naranja o cereza, que son fuentes de vitamina C.

• PASOS 3 – Los alimentos grasos deben ser evitados, pudiendo ser ofrecidos como máximo una vez por semana. Es mejor optar por alimentos asados, a la parrilla o cocidos que fritos. Retire la grasa de la carne, la piel del pollo, del cerdo o el cuero del pez. Evite ofrecer manteca común, de cerdo o hidrogenada. (Lea las etiquetas de los alimentos). Prefiera el aceite de oliva, de girasol, maíz o de soja, pero no los utilice en exceso.

•PASO 4 – Modere el uso de sal. La sal en exceso puede contribuir para el aumento de la presión arterial (hipertensión). Evite los alimentos pre cocidos, enlatados, las carnes saladas y embutidos como mortadela, jamón, longaniza, etc. Todos estos contienen mucha sal.

•PASO 5 – Intente ofrecer por lo menos tres comidas y dos meriendas por día. Para meriendas y postres prefiera las frutas.

•PASO 6 – Dulces, tortas, galletitas y otros alimentos ricos en azúcar deben ser evitados, pudiendo ser ofrecidos como máximo dos veces por semana.

•PASO 7 – Evite el consumo diario de gaseosa. La mejor bebida es el agua.

•PASO 8 – Para que el niño aprecie su menú, él debe comer lentamente y masticar bien los alimentos. Haga de las comidas un momento de encuentro familiar. No alimente a sus hijos mirando la TV, trabajando o discutiendo.

•PASO 9 – Mantenga el peso de su hijo dentro de los límites saludables para la edad. Controle en un gráfico el  crecimiento, (peso y altura).

•PASO 10 – Estimule a su hijo para que sea activo. Salga a caminar con él, llévelo a andar en bicicleta, a pasear con el perro, a jugar al futbol, a hacer algún tipo de deporte. No deje a su hijo pasar muchas horas viendo la televisión, jugando video juegos o en la computadora.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *